21:36

GORBEA

Este domingo hemos ido al Gorbea, otro de los grandes clásicos, esta vez acompañado de Javi ´doctorin´ y Saioa y como guia tenemos la suerte de llevar a Javier ‘Javo’ ilustre montañero y escalador y a un amigo suyo que me perdonará pero no me acuerdo de su nombre aunque por la pinta de trepar monte arriba aprendió el arte del monte en la misma escuela que Javier.
El monte Gorbea o Gorbeia (1482 m) esta muy cerca de Vitoria y su cima está coronada por la famosa Cruz del Gorbea, en esta ocasión no os voy a dar la tabarra sobre el monte el que quiera ampliar sus conocimientos la Wikipedia lo explica muy bien.
Si para el Aitzgori quedamos al amanecer para subir al Gorbea quedamos de noche, a las 6,30h (una hora como cualquier otra), que manía con madrugar, vamos en coche hasta Murua donde una carretera sube hasta las antiguas canteras (hoy convertidas en un parque muy bonito). Aquí dejamos el coche (por cierto que no somos los primeros) y empezamos a subir, pero no por el camino que parte de alli, no lo vamos a poner tan fácil, tiramos por el medio del bosque y como alma que persigue el diablo subimos en línea recta por un bosque bastante cerrado (la verdad es que nuestros guías parece que han venido alguna otra vez por aquí).

Cundo se abre el bosque estamos debajo del cresterio que se ve desde Vitoria a la derecha del Gorbea


Aunque sigo sin ver ningún camino nuestros guías no paran y trepamos por las rocas hasta ganar la altura suficiente para ver la Cruz, ya estamos cerca.


 Pero como suele pasar en estos casos no es oro todo lo que reluce y a Javier se le ocurre que ya que estamos aquí arriba antes de subir el Gorbea podemos desviarnos un poco y subir el Aldamin (1376) que queda detrás del Gorbea. El paseo hasta el Aldamin es espectacular abajo como suele pasar en esta época se ve la llanada con niebla pero nosotros tenemos un sol estupendo y un fresquito mañanero que anima a andar (en realidad solo son las 9 de la mañana) el Aldamin parece un peñasquito desde donde estamos, tenemos que bajar un poco para subirlo ya que estamos demasiado altos. La cima es curiosa, parece que la costumbre es que cuando subes te subes una piedra en la mano y la dejas en la cima, no se si pretenden que de aquí a 100 años sea mas alto que el Gorbea pero a juzgar por el tamaño de algunas de las piedras que hay en la cima alguno debe subir con buldózer .


Hacemos el Aldamin, trago de agua y salimos para el Gorbea, ante nosotros una cuesta que quita el hipo que subimos con tranquilidad y al final la Cruz y la cima (que por cierto ya tiene un nutrido grupo de gente, son las 10 h mas o menos, almorzamos y bajamos (o nos dejamos caer, la gravedad hace el resto) por el camino que sube desde las canteras al Gorbea.



Llegamos al coche sobre las 11 h, sesión de estiramiento a cargo del doctorin y pa casa que llegamos al desayuno.

Un paseo espectacular, no conocía este Gorbea y ya solo falta el Amboto.

1 comentarios:

juanjico dijo...

bonito texto y bonitas vistas

Publicar un comentario en la entrada